Calibre

Calibre

El calibre es una herramienta de medición orientada principalmente a diámetros interiores, exteriores y profundidades. Este instrumento es muy empleado en el mundo industrial También se les conoce por sus nombres más comerciales como: calibrador, cartabón de corredera y pie de rey.

El calibre cuenta con una escala auxiliar conocida como Vernier, la cual se desliza a lo largo de la escala principal. Con ella se pueden obtener valores fraccionales de la medición necesaria. Esa fracción está graduada en la misma dirección de la escala principal y aporta mucha precisión al instrumento.

Es una herramienta manual que aporta un patrón para comparar medidas. Puede ser suficientemente preciso como para apreciar décimas e incluso centésimas de milímetro. Existen una gran diversidad de calibres que en general se clasifican en tres grandes grupos, los que serán detallados en este artículo.

Categorías de los calibres


Las principales categorías se corresponden con el uso al que son destinados y en ellas encontramos:

-       Calibres patrón: Son empleados como referencia para otros calibres

-       Calibres de medición: Se usan exclusivamente para la revisión de piezas terminadas.

-       Calibres de trabajo: Se emplean en el trabajo cotidiano.

Esta última categoría se subdivide en otros dos grupos en dependencia de su mecanismo básico de funcionamiento:


-       Calibres fijos: No puede reemplazarse el componente destinado a la medición, solo en caso de desgaste o dilatación.

-       Calibres ajustables: El componente de medición se puede ajustar en dependencia de la pieza a medir.

De esta lista de calibres, el más común en la actualidad es el pie de rey, que pertenece al grupo de calibres ajustables.

El calibrador es muy delicado y se debe manipular con mucha habilidad y cuidado. Se tiene que usar con precaución para que no se raye un se doble. La colisa de profundidad resulta uno de los elementos más sensibles a daños. En un instrumento con piezas móviles se debe cuidar que suciedades o limaduras puedan alojarse en sus mecanismos.

 

Tipos de calibre pie de rey


Los diversos fabricantes de calibre pie de rey ofrecen una serie de productos que se adaptan a los objetos a medir y usuarios. La tecnología ha llegado hasta estas herramientas sustituyéndose la escala tradicional Vernier por relojes y microprocesadores. Entre las clases que se encuentran están:

-       Calibres pie de rey universales

-       Calibres pie de rey con reloj o carátula

-       Calibres pie de rey digitales o electrónicos

 

Calibre universal


Estos son los calibres tradicionales y constan de dos escalas: una fija de doble entrada graduada (tanto en milímetros como en pulgadas), y una escala Vernier móvil.

El rango de medición o capacidad máxima se iguala a la longitud de la escala fija. La mayoría de estos modelos poseen un rango de 8 pulgadas o 200 milímetros. No obstante, aparecen modelos con un rango más pequeños (6 pulgadas o 150 milímetros) y más grandes (12 pulgadas o 300 milímetros).

La resolución de estos calibres consiste en la menor distancia que pueden medir (este dato lo ofrece la escala Vernier y se indica en su extremo). Para la métrica imperial la resolución es generalmente 0.001 pulgada y en la métrica internacional 0.05 o 0.02 milímetros.

La exactitud de un calibre está determinada por su error o tolerancia al medir. El pie de rey universal al igual que los micrómetros tienen valores muy bajos de tolerancia. El margen de error para estos instrumentos es muy bajo por lo que las medidas son muy precisas. En si mayoría rondan los valores de +/- 0.03 milímetros (+/- 0.0015 pulgadas)

Pie de rey con reloj o carátula


Calibre con reloj

Estas herramientas realizan la medición de manera similar a las anteriores, pero emplean un reloj para las centésimas de unidad en lugar de la escala Vernier. Estos calibres son más exactos y con la aguja indicadora algunos modelos pueden incluso leer fracciones.

Se consideran la segunda generación de estos instrumentos y emplean un mecanismo de piñón y cremallera. Con ellos se pasa el movimiento al reloj indicador, donde se muestra la medición amplificada para su correcta indicación.

En la mayoría de los instrumentos de este tipo el rango de medición varía de 6 a 12 pulgadas o 150 a 300 mm.

La resolución está definida por el menor valor de incremento en la escala del reloj. Se indica generalmente en la cara del reloj y se ubica sobre 0.001 pulgadas (entre 0.01 o 0.02 milímetros)

Gran cantidad de modelos pueden realizar 4 tipos distintos de mediciones que serían: exteriores, interiores, de profundidad y de paso (se le conoce como función cuadrimensional)

Calibre digitales o electrónicos


Es considerada la tercera generación de los calibres pie de rey, volviéndose la más versátil y moderna del momento. Se basan en un microprocesador dentro del instrumento, el cual es alimentado por una batería de litio. El mismo calcula la posición de las mordazas y pasa la medición a un display LCD.

Las referencias de las posiciones se obtienen a través de una serie de sensores capacitivos distribuidos por el instrumento.

Son herramientas de una alta exactitud y precisión, parámetros en los que supera al universal y con reloj. Los valores rondan las 0.00004 pulgadas o 0.001mm. Además, cuentan con funcionalidades adicionales como lo es la conectividad. Mediante ella pueden exportar sus datos a una PC y se ahorra la transferencia manual.

Estos calibres suelen ser muy resistentes a golpes y se fabrican también con resistencia a la humedad. La vida de explotación de la batería ronda de 3 a 5 años, por lo que cuentan con excelente autonomía. Dentro de esta generación aparecen las siguientes variantes de relevancia:

-       Calibre con mordazas largas.

-       Calibre de profundidad.

-       Calibre para ranuras.

-       Calibres de fibra de carbono (mordazas de forma variable).

 

Cómo utilizar un calibre o calibrador


https://www.youtube.com/watch?v=1gacv1ugTys

De forma sencilla y siguiendo los siguientes pasos podrá realizar mediciones con este instrumento. Recuerde primero informarse de las piezas que lo conforman. Los pasos son:

-       Revisar los valores de las escalas principal y secundarias. Asegúrese de la limpieza de la herramienta y del objeto a medir.

-       Afloje el tornillo de seguridad y cierre las mandíbulas o mordazas, de forma tal que puede ajustarlas al cero.

-       Fije una mordaza y mueva la otra hasta el extremo a medir. Proceda a fijar de nuevo el tornillo.

-       Obtenga el dato de la medición mediante la suma de los valores recogidos en la escala primaria y la escala Vernier.

Añadir comentarios0