Qué tener en cuenta antes de hacer una reforma

  1. Página principal
  2. Trámites y Gestiones en Arquitectura
  3. Qué tener en cuenta antes de hacer una reforma
Qué tener en cuenta antes de hacer una reforma

Qué tener en cuenta antes de hacer una reforma

¿Tienes pensado hacer una reforma? Antes de contratar a los profesionales, y sacar la primera cerámica, presta atención a lo que diremos a continuación.

A medida que pasamos tiempo en nuestro hogar, el estado de las instalaciones, el espacio y las necesidades van cambiando por determinadas razones. Por ejemplo, la familia se hizo más grande; o, quizás, quieras más iluminación, salida al exterior o cambiar el diseño del baño.

La reforma es una gran idea para mejorar el espacio y garantizar tu comodidad. Sin embargo, no podemos lanzarnos sin haber reflexionado qué necesitamos, cuál es nuestro presupuesto, comparar los diferentes presupuestos entre arquitectos, cuáles son los permisos para empezar la obra y más.

Esto es un proceso complejo que, si no se realiza adecuadamente, puede ser un verdadero dolor de cabeza. En esta publicación mencionamos qué tener en cuenta antes de hacer una reforma. Quédate con nosotros porque esta información te será de muchísima utilidad.

¿Qué tener en cuenta antes de hacer una reforma?


¿Cuáles son tus necesidades? ¿Cuáles son las características de tu vivienda?


Lo decidiste: reformarás tu hogar. Ahora, es posible que tengas algunas ideas sueltas, nada concreto, se lo explicarás al profesional y listo. Él se encargará del resto, ¿cierto? Error. Nosotros somos lo que conocemos mejor nuestro hogar y por eso debemos encárganos de identificar cuáles son las necesidades y deseos para este proceso.

qué tener en cuenta antes de hacer una reforma

Comienza escribiendo qué es lo que te gustaría añadir, quitar o cambiar. ¿Quieres mejorar tus instalaciones? O, en cambio, ¿Te gustaría reformular la estancia?

Piensa en zonas concretas, como el baño, la cocina o las habitaciones. ¿Te gustaría agregar más espacio? ¿Distribuir mejor los elementos? ¿Cambiar de posición las tuberías, los enchufes o llaves?

También analiza las características de tu vivienda. No es lo mismo una casa grande, que una pequeña. Tampoco con dos baños, que con uno solo. Es bueno dibujar a mano alzada un bosquejo añadiendo lo que te gustaría conseguir.

Tipo de reforma


En el glosario de reformas arquitectónicas, hay muchos tipos, pero las más importantes en principio es si quieres que sea integral o por fases.

Una reforma integral es una reestructuración de completa de la vivienda; desde las instalaciones, pasando por la climatización, las tuberías, los enchufes y hasta la decoración.

Una reforma por fases, como bien lo dice su nombre, es una reestructuración dividida por ciclos: primero actualizar las instalaciones, luego ampliar las estancias, y así sucesivamente.

La ventaja de este es que es más relajado. Te tomarás el tiempo necesario según tu presupuesto y tiempo. También puedes ir integrando nuevas ideas en el proceso.

En cambio, si quieres salir de esa carga, y ya tienes una idea clara de la reforma, entonces elige la integral.

Calcula el presupuesto


No podemos irnos a ciegas, comprar los materiales, pagar los honorarios e ir cancelando gastos según vayan apareciendo. Error. Solo te estás exponiendo a imprevistos que te dejarán la cuenta bancaria en 0, o peor, sin posibilidad de pago.

Si quieres evitar sorpresas, lo más inteligente es elaborar un presupuesto con anticipación y estimar los gastos tanto de la reforma –sea íntegra o por fases– y detalles que aparezcan en el proceso.

Te recomendamos abrir un Excel y agregar costos principales, gastos secundarios e imprevistos que, aunque no estén dentro del plan original, hay probabilidades de que surjan. Es importante que dejes un 10-20% de dinero para sorpresas.

Recuerda que, mientras más detalles tengan los planos, y más complejo sea la reforma, más te costará. ¿Qué hacer? Sencillo, comparar varios presupuestos de reformas madrid para identificar variaciones y escoger la mejor oferta del mercado.

Escoge el mejor momento


Una reforma lleva tiempo. No es algo que esté listo de la noche a la mañana. El periodo influye, y mucho, en la decisión final. Quizás en ese momento no te favorezca y tengas que esperar más. Calcula las fechas para comenzar las reformas, según tus estimaciones, para vivir con el ruido o la imposibilidad de usar una zona de la  vivienda

Contrata los mejores profesionales


Económico no es sinónimo de calidad. Son dos conceptos separados. El presupuesto más asequible no es el que te dará los mejores resultados. Son las capacidades de los profesionales quienes marcarán la diferencia en el resultado final.

Conoce sus especialidades. ¿Hace reformas integrales, por fases, ecológicas o sustentables? ¿Su equipo cuenta con ingenieros? Estos detalles son relevantes.

como planificar una reforma

También puedes leer los comentarios y valoraciones para tener una idea de su desempeño. Quizás sea un poco más costoso, pero será capaz de hacer tu sueño realidad.

Te debe transmitir confianza, responder a las dudas no importa lo pequeña o absurda que sea, y por supuesto, que te indique cuáles son las licencias y trámites necesarios para empezar las obras y no tener problemas.

Añadir comentarios