Consejos para aislar la vivienda del frío invernal

  1. Página principal
  2. Blog
  3. Consejos para aislar la vivienda del frío invernal
Consejos para aislar la vivienda del frío invernal

Consejos para aislar la vivienda del frío invernal

La temporada de invierno es la más complicada para los hogares. Las bajas temperaturas obligan a los propietarios a usar sus sistemas de calefacción, especialmente las calderas, y a pasar más tiempo encerrados en casa.

Durante la última década, la factura de energía representa un porcentaje significativo de los gastos en el hogar. Muchas familias han visto cómo su presupuesto se ve perjudicado por el aumento del servicio.

La calefacción, por desgracia, simboliza casi el 50% de todo el consumo de energía. Durante invierno es cuando más recurrimos a los mecanismos para calentar la vivienda.

Ante tal problemática, las estrategias de aislamiento térmico se vuelven obligatorias ahorrar dinero y vivir en un ambiente confortable. Curiosamente, algunos propietarios asumen que para aislar el frío hay que hacer obras, gastar un dineral y construir la casa o departamento desde cero.

No es así.

Mantener el calor en casa, y aislar las tormentas invernales, es más sencillo de lo que parece. Queremos ayudarte, y por eso decidimos mencionar los mejores consejos para aislar la vivienda del frío invernal. Acompáñanos, ya que esta información te será de mucha utilidad.

Consejos para aislar la vivienda del frío invernal


No todas las viviendas cuentan con un buen sistema de aislamiento. En las temporadas de frío, e incluso en verano, los estragos climáticos son evidentes y de alto impacto para nuestros bolsillos.

Un buen sistema de aislamiento del frío implica que podrás mantener el calor dentro del hogar, ahorrar energía y darle un respiro a tus gastos.

Si bien los consejos para aislar la vivienda del frío invernal que mencionaremos a continuación son claves, también necesitas de una buena empresa que se encargue de hacer las reformas y ajustes necesarios.

Te recomendamos hacerlo con Reformas Hoy, una empresa en Madrid orientada a la construcción, arquitectura, fontanería y más, conformada por profesionales que pueden solucionar tus necesidades.

Comienza con el techo


El mayor porcentaje de calor que se pierde en los hogares se produce en el techo. Por allí se escapa la energía que queremos mantener encerrada para reducir el consumo de calefacción en invierno. Afortunadamente, podemos aplicar diversas estrategias para reducir la transmisión de frío.

Consejos para aislar la vivienda del frío invernal

Por ejemplo, la madera es un excelente material para aislar techos. También las capas de poliestireno, la pintura, fibras de vidrio, corcho o el algodón reciclado son efectivos.

Refuerza el suelo


Luego que termines con el techo, tienes que preocuparte por el suelo, donde también se pierde calor. Los trabajos de aislamiento que podemos aplicar son sencillos. Por ejemplo, colocar alfombras gruesas, las cuales hacen un fantástico trabajo reduciendo la salida de calor.

Vigila las paredes


Aun si reformamos el techo y el suelo, la entrada de frío y pérdida de calor siguen siendo un dolor de cabeza porque las paredes no están en un estado óptimo de construcción. Presentan grietas, fisuras y filtraciones. Además, el problema no es solo climatológico, también motiva la formación de humedad y moho.

Primero que nada, revisa los muros y paredes hasta encontrar todas las filtraciones y grietas. Ciérralas con cinta, silicona o sellos.

Segundo, comprueba si la pared es de una capa o dos. En caso de ser una, para asilar el frío y retener el calor en el hogar, necesitarás colocar otra y alcanzar los 12 centímetros de grosor. Puedes instalar una cámara de aire o una lana de roca si no deseas gastar en obras costosas.

Reforma las ventanas


Otro lugar sensible ante el frío, culpable de quebraderos de cabeza en las temporadas de invierno, son las ventanas. Debido a la delgadez de su composición, no detienen el gélido invernal y obligan a los propietarios a encender sus sistemas de calefacción.

Al igual que con las paredes, analiza y vigila cualquier tipo de filtraciones o resquicios. Si hay entradas libres, debes sellarlas.

Asimismo, las ventanas por sí solas no son buenos sistemas de aislamiento térmico. La mayoría solamente cuenta con una capa de cristal, cuando son necesarias dos. El doble acristalamiento es más resistente y doblega ese frío que intenta acceder a nuestros hogares.

Y todavía podemos hacer más. Aquí es cuando complementos decorativos, como las cortinas y las persianas gruesas, se convierten en excelentes aliados.

aislar la casa en invierno

La decoración impide que el frío entre y el calor se pierda. Ambos, cortinas y persianas, son la barrera extra para aislar la casa del frío y mantener el calor encerrado.

Añadir comentarios